Un viaje a Marruecos con 13 desconocidos…

 
En la entrada anterior expliqué cómo surgió este viaje a Marruecos, así que si no lo haz leído, dale click AQUÍ.
 
Ahora, en esta entrada, trataré de resumir cómo terminó siendo esto, que partió de manera inusual sin saber absolutamente NADA de Marruecos, donde comencé viajando con 13 desconocidos, y volví a casa con una depresión post viaje que hace tiempo no sentía, pues en poco tiempo, todos terminamos sintiendo un vinculo impensado: nos transformamos en una familia viajera que hoy por hoy lo único que quiere es volverse a juntar.

No importa el lugar, sino con quiénes estás ahí

Siempre lo he dicho. Para mí no importa el lugar, sino quiénes están contigo en el camino. Y si no fuera por el increíble grupo que logró juntar @Nutritraveler (también conocida como Vicky o, en Marruecos, Vectoreaa), este viaje no hubiese sido lo mismo. Eramos un grupo diverso: 6 chilenos, 4 españoles, 3 mexicanos y 1 guatemalteco (que resultó siendo más marroquí que varios de allá jaja, pero eso es otra historia). Todos listos y dispuestos para vivir esta experiencia que nos causaba muchísima curiosidad y motivación.

marruecos Una foto del grandísimo @finsterphoto (en instagram) en el mirador a Fez
 

Todos íbamos con distintas excusas para tomar el viaje. A algunos siempre les llamó la atención Marruecos. Otros, por miedo, no querían viajar solos a este país. Otros como yo, solo nos tiramos a la piscina y fuimos a dejarnos sorprender. Y en mi caso al menos, sí que lo hizo!

¿Cómo es Marruecos?

Marruecos está genial. Es un país de mucho contraste en todo sentido. Yo, lo único que sabía de lo que se nos venía por delante, es que iríamos al desierto y tendríamos un paseo en dromedario (que se diferencian de los camellos por tener solo 1 joroba). Pero nada más. Si bien había leído el itinerario, y había leído el blog de la Nutri con su entrada «Marruecos, el arte de vivir» , la verdad es que no se me quedó mucho grabado. Tampoco me dediqué a googlear demasiado (solo verifiqué que no se podían llevar drones al país…buuuu, pues hay bastantes restricciones con el tema fotográfico).

Soy una persona que planifica harto, pero luego de mi viaje al Sudeste el 2017, aprendí a disfrutar más del «dejarse llevar». Y eso quise hacer esta vez: dejarme llevar y dejarme sorprender por un destino que jamás pasó por mi cabeza conocer. 

Es que si están tan desinformados como yo, se sorprenderán de todo lo verde que hay en este País. Hay partes que me recordaron muchísimo al norte de Chile, pero otras partes que me dejaron cómo «oh, my god, dónde me haz traído?» jajaja… Lo más freak fue ir en el auto, y de la nada a lo lejos, ver montañas con nieve… «Pero, si no íbamos al desierto? «.
 
 

Pero Dani, ¿cómo te fue en tu viaje?

A todos los que me han preguntado, «Daniiii, ¿cómo te fue en tu viaje?», les contesto lo mismo. En 2 palabras: «Estuvo increíble». Es que en verdad, además del grupo bacanísimo con el que viajé, es la raja hacer un viaje a un lugar donde ya está todo organizado y tú solo tienes que disfrutar. Nunca había viajado de esta forma. Soy super busquilla siempre: leo blogs, veo videos y googleo harto para saber «dónde ir» y «qué hacer»… pero acá, realmente no hice na` más que pagar… Y la verdad es que el viaje estuvo mucho mejor de lo que esperé…!

Qué nivel de alojamientos nos tenía la Nutriii!

Debo confesar que cuando coticé el Viaje Grupal la primera vez, lo encontré un poco caro. Vi que eran hoteles de lujo y pensé «ya, por eso es ese precio»… pero luego de vivir la experiencia, puedo decir que ahora encontré económico el «pack». Los lugares donde nos quedamos eran buenísimos! Si hubiese hecho el viaje por mi cuenta con este mismo nivel, de seguro me salía mucho más caro! En casi todos teníamos desayunos y cenas «all you can eat», las piezas eran espectaculares, y el ambiente en general de los lugares, a toda raja! (perdón mi cantidad de chilenismos, pero no sé cómo describirlo de mejor manera! jajajaja). En todos ellos tuvimos algún momento libre para aprovechar de disfrutar las piscinas, el bar, hacerse un masaje, etc, etc…

marruecos
Otra foto de @finsterphoto en uno de nuestros lugares de descanso
 

Perfecta Rommie

En cada uno de estos lugares, nos tocó compartir pieza con alguien, y a mí no me pudo tocar mejor roomieee! Una mexicanota de tomo y lomo, mucha sabiduría, mucha pila (energía) y buenas vibras! Te extraño tanto mi Carlita!! Pero ya voyyy! No sé cuándo, pero ya voyyy! jajajaj
 
marruecos
Aquí con mi roomie listas para tomar nuevamente los dromedarios
 
 

Y el transporte no se quedaba atrás!

Cómo éramos 14, nos dividieron en 3 Jeep Todo Terreno donde fuimos recorriendo desde Fez (primera parada) hasta Marrakech (último destino y desde donde nos dijimos adiós, no todos, pues afortunadamente algunos seguimos unos días más juntos en Madrid 💜).
 
Hubo algunos días que pasamos casi 10 horas en estos 4×4, pues los trayectos son largos, pero íbamos parando bastante para que no se hiciera tan eterno.
 
Varios de estos trayectos me fui bastante «drogada» por pastillas para el mareo, pues suelo marearme en el auto, y hay partes donde hay muchas curvas (sin dejar de decir que uno de los días me dijeron que venían las curvas y no fue así, así que me «drogué» sin necesidad de hacerlo jajaja, detalles). Estas pastillas a mí me dejan en estado Zombie máximo así que hubo momentos en que me bajaba del auto en piloto automático sin cachar mucho lo que ocurría jajaja. Pero afortunadamente habían miradores increíbles que me despertaban automáticamente.
 
 

¿Los mejores momentos del viaje a Marruecos?

Sin duda fueron 2:

1) Haber perdido el vuelo desde Lisboa a Marruecos.

Afortunadamente no lo perdí sola, pues me hubiese muerto. Tampoco fuimos todos. Eramos 6 de los 14 los que tuvimos este percance (incluída la Nutri. Imaginen el estrés para ella perder el vuelo el día en que nos conoceríamos todos…uf!!). Esto lo contaré en otra entrada pues da para largo, pero por ahora solo adelantaré que en vez de 1 hora y media que nos demorábamos en avión, viajamos en total unas 12 horas que incluyó viajar 7 horas por tierra desde el aeropuerto de Lisboa hasta la costa de España, cruzar el estrecho de Gibraltar por Ferry, y más horas por tierra para llegar a Fez, un día más tarde del encuentro inicial, pero justito a la hora que comenzaba el tour por la Medina. ¿Sentimos rabia por perder el vuelo? Sí, pero terminamos teniendo una aventura totalmente impensada e increíble!
 
Nuestro super Ferry que tenía hasta cine adentro!
 
 

2) La tormenta de arena cuando íbamos en los dromedarios camino a la mitad del desierto del Sahara.

Porque nada hacía presagiar lo que se nos venía. Estábamos todos emocionados por subirnos ya a los dromedarios y sumergirnos en las arenas del Sahara. Se veían unas nubes medias feas, pero mirando hacia al frente era puro sol…hasta que las nubes se agrandaron, y con eso llegó el viento. Sentí un poco de miedo, sí.  Como hacía calor, yo andaba con polera de manga corta. La arena comenzaba a golpear nuestros cuerpos cada vez más fuerte (hay que ponerle colorss a la historia, pero es totalmente verdad esto). Los camelleros (quienes van llevando y guiando a los dromedarios) iban parando cada cierto tiempo para hacerle camino a los animalitos. Menos mal en una de estas paradas logré ponerme mi chaqueta que tenía en la mochila. Me costó bastante, pues el viento realmente era fuerte, pero lo logré. Y con bastantes kilos de arena en todo el cuerpo, logramos llegar al destino. No pudimos disfrutar del atardecer, pero no cambio haber vivido esta experiencia.
 
Lo mejor de todo fue saber al día siguiente lo que uno de los camelleros le dijo a otra chica del grupo: «que las tormentas de arenas se daban principalmente cuando muchas personas iban a sanar heridas al desierto». Y juntando historias, definitivamente varios de nosotros íbamos a sanar algunas cosas.
 
marruecos
Aquí se puede ver la nube como iba avanzando poco a poco
 
 
 

Mis lugares favoritos visitados en este viaje a Marruecos

La verdad es que no quiero hacer mucho Spoiler del viaje,  para que se dejen llevar tal como lo hice yo, así que por ahora, solo mencionaré mis Top 7.  

1) El desierto del Sahara

En primer lugar, sin duda. Es difícil describir la suavidad de la arena sin tocarla. El color por otro lado, es realmente hermoso. El dormir en mitad de la nada, sin señal de internet, disfrutando del cielo estrellado (a pesar de haber estado nublado horas antes), cantar con los camelleros, bailar con música especial, tocar tambores, entre otros, hace que con solo este día, el viaje haya valido la pena 💜.
 
marruecos
 
marruecos
Qué postal, no? Ni les cuento cómo duele el poto después de bajarse sii jajaja
 
 

2) El valle de Todra.

Esta fue una parada de solo unos minutos en el camino, pero que realmente disfruté. Me encantó el contraste de colores de este lugar. Mágico total.
 
marruecos
 

3) Visitar a los nómades del Desierto.

No duran más de 6 meses en cada lugar. Viven con simpleza y demuestran felicidad. Ver cómo hay gente que vive con tan poco y es tan feliz llega directamente al corazón.
 
marruecos
 
marruecos
La Nutri hipnotizada con esta belleza de ser 💜
 
 

4) El mirador a Fez

Desde las cercanías de un cementerio. Impresionantes los contrastes del verde con las casitas del lugar.
 
marruecos
 
 

5) Un lugar sin nombre jaja

No tengo idea cómo se llamaba este lugar, pero me encantó el contraste del desierto con las piedrecillas. Además este día el cielo estaba increíble, lo que hacía mejor aún las tomas.
 
marruecos
Be Free!
 

6) Palais Bahia. Marrakech.

Si bien no me gustó mucho la ciudad, sobretodo por el maltrato animal que se puede ver en la plaza de la Medina, rescato este lugar al que fuimos, donde los colores eran muuuy bonitos.
 
marruecos
Con mi tocaya acuariana. Fue a quién conocí primero y conectamos inmediatamente 😉
Vuelve prontoo a Chilito que te espero para fondear!
 
marruecos
Baldosas + Tatuajes. El brazo de mi queridísima Blondie! La ansiedad nos unió  y ya nada podrá separarnos! 
Es que eres muy especial tiaa, Joodeeer!
 
 

7) Valle de Ziz.

Con 60kmts de largo, es el valle más largo de Marruecos y la vista panorámica está increíble también.
 
marruecos
 
 
Se imaginarán que después de mansa experiencia, y nivel de gente, no pude evitar llorar en CADA despedida que tuve. Es que cuando conoces gente de otros países, existe la incertidumbre de cuándo los volverás a ver. Pero si bien las despedidas es la parte mas triste de los viajes, los reencuentros son lo MÁXIMO! Ya lo he vivido varias veces, y es como si nunca te hubieses separado.
 

¿Después de leer esta entrada te han dado ganas de hacer este viaje a Marruecos? 

Te lo recomiendo TOTALMENTE! 

No puedo dejar de agradecerle a Vicky por haberme motivado a viajar con ella. La decisión me costó tomarla por temas monetarios, pero hoy no me arrepiento para nada de haber gastado cada peso que gasté allá (y cada, sobrepeso, porque soy bien consumista jaja). Como dicen por ahí «Travel is the only thing you buy, that makes your richer» (viajar es lo único que pagas, y te hace más rico). Y es totalmente cierto! Llegué llenísima de buenas energías, buenos amigos y nuevas metas!
 
Si quieres más info escribe directamente a grupalesnutritraveler@gmail.com , y dile que vas de mi parte (las personas que vayan recomendadas por los que ya tomamos el viaje, tendrán prioridad =) ).
Pueden viajar desde cualquier parte del mundo!!
 
No pierdan la oportunidad de viajar con ella (@nutritraveler) y Bruno (@finsterphoto), que realmente, se pasa muy bien !! Los 2 son una pareja increíble, que se complementa muy bien y que te apoyarán en todo lo que sea necesario! 😉 Y no pierdan la oportunidad de conocer a otros viajeros también, que si tienen la suerte que tuve yo (que seguro será así), harán lazos increíbles y tendrán bastantes casas donde llegar en otros países. No se imaginan cómo yo los extraño!!. Y la única explicación de esto, es que se pasó muy bien y la conexión fue total !!
 
marruecos
Bruno en acción sacándole foto a Vicky 
 
 
marruecos
Puro Love !
 
 
GRACIAS TOTALES A CADA UNO DE QUIÉNES FUERON A ESTE VIAJE POR HACER QUE FUERA ESPECIAL
 
 

**Como extra. Si decides sumarte a esta experiencia, no olvides llevar

  • Traje de baño para disfrutar en los hotelazos a los que irán.
  • Un pañuelo para la cabeza para cubrirse en el Sahara. Aunque pueden comprar allá. Yo llevaba e igual compré allá, jaja, pues son bastante más bonitos y te enseñan a ponértelos.
  • Batería portable. Sobre todo para el desierto. Muy útil.
  • Un alargador para enchufar varias cosas eléctricas. Hay lugares donde hay pocos enchufes, así que si llevas hartas cosas electrónicas, te hará falta. Yo no llevé e igual me las arreglé, pero sin duda me hubiese facilitado el tema en algunos lugares.
  • 2 lentes de sol (no de marca =p) por si pierdes unos en algún lugar (me suele pasar, y por supuesto, me pasó jajaja)
  • Bloqueador solar. El sol pega fuerte!
  • Alguna chaquetita estilo cortaviento. Y otra más abrigada. En la noche hace bastante frío.
  • Una mochila de mano, para cuando te vas al desierto, con los cierres buenos.
  • Si llevas cámara semipro, algo para cubrirla de la arena. Existen unos estuches perfectos para eso.
 
 
 

¿Haz ido a Marruecos? ¿Haz hecho algún viaje grupal?
Cuéntame tus experiencias ! Te leo!

Los invito a seguirme en mis redes sociales!
Y si tiene preguntas de cualquier tipo, pregunte sin miedo!

OTRAS ENTRADAS QUE TE PODRÍAN INTERESAR

Deja un comentario

shares