De Santiago a Curanipe. Recorriendo La Costa del Maule, Chile

Tengo un amor eterno por la Región del Maule. Siempre encuentro rincones nuevos y paisajes verdes. Escaparse hacia allá desde Santiago un Finde, o incluso por el día, no queda tan lejos, y últimamente esta Región se ha hecho un destino recurrente. Pero sí tenía botada la parte Costera: la gran Costa del Maule. Hace muchos años recuerdo que hice un recorrido desde Chillán hasta Santiago por toda la Costa con mi Padre, pero esto debe haber sido cuando yo tenía como 15 años, así que decidir nuevamente recorrer por estos lados, 15 años después, y a mi ritmo (y al del pololo), fue una gran decisión. Ahora teníamos una misión: ir de Santiago a Curanipe en auto haciendo distintos stop.

Te puede interesar ver: Cascada las Buitreras, una cascada un poco escondida en la región del Maule

Fueron 5 días de harto manejar y recorrer. Sobretodo, porque el Fin de Semana anterior nos habíamos ido al Norte al Parque Fray Jorge (Ver entrada acá) y el día Domingo fue muy cansador volver. Pero bueno, siempre es rico viajar, y buscar otros aires. Además Evandro (@voyonovoy) no conocía estos lugares así que fue bacán que los conociera conmigo =) .

Acampando con 4 patas

Algo no menor, y a considerar en este viaje, es que fuimos con mi perrita Abril. Viajar con perros a veces es complejo. No todos los alojamientos y los lugares para comer los aceptan, por lo que se limitan las opciones a la hora de elegir. Por otra parte, la idea de este viaje era ir a un Camping. Mis finanzas por esta época no andan de lo mejor, y la verdad disfruto bastante acampando de vez en cuando, pero nunca lo había hecho con un perrito, así que esto sería toda una novedad.

viajando con perritos

Así la barsa rapidamente me cambió =O

La verdad es que si bien fue su primer paseo durmiendo en Camping, Abril se portó bastante bien. En el auto se iba durmiendo o mirando por la ventana, en la playa corría harto, y terminaba raja durmiendo en la noche. El primer día reconozco que si ladró un poco, pues cada vez que siente un ruido (en mi Departamento también siempre pasa), ladra. Pero fue solo un rato y luego se le pasó.

De Santiago a Curanipe: Cómo fue nuestro Roadtrip día por día

Lunes – DÍA 1: Salida desde Santiago a Talca

El Lunes despertamos tempranito, pero no para partir nuestro viaje, sino que para irnos a dar un masaje y a bañarnos en una piscina temporada ya que para mi cumpleaños, Evandro me regaló un cupón para esto. El problema es que el cupón estaba por vencer, y como nos íbamos de viaje, la única posibilidad era ir el Lunes. Si bien no tenía ganas de madrugar, fue agradable disfrutar de las instalaciones del lugar.

Después de esto, cuando era la hora casi de almorzar, fuimos a comprar algunas cosas que nos faltaban para el Camping y por supuesto, comida. Estábamos listos, pero yo aún tenía mucho sueño. Teníamos que almorzar y llegar a Curanipe y eran nada menos que 5 horas y media desde Santiago aproximadamente. No estaba dispuesta. Le propuse a Evandro que durmiéramos una siesta, saliéramos de Santiago más tarde y paráramos en algo intermedio camino a Curanipe. Él aceptó. Ahí fue cuando me acordé de mi gran amiga Marce que es de Talca. Le escribí tímidamente para ver si nos podía recibir y rápidamente dijo que sí. Nuestra salvación! =)

Llegamos a Talca alrededor de las 22:30hrs y Marce y Chris, su pololo (quiénes se conocieron en mi casa unos años atrás), nos estaban esperando con tacos. Tiernosss! Así que disfrutamos de la comida, nos tomamos unas cervecitas y a dormirr !

Gracias públicas Marcelita !!

amigos

 

Martes – DÍA 2: Talca – Curanipe

Constitución, primera parada

Partimos el día, no muy temprano, y nos levantamos lentamente. Aún había sueño. Barsamente nos quedamos a almorzar en Talca y luego de eso partimos camino hacia la Costa del Maule.  

Nuestro primer destino: el Camping en Curanipe. Decidimos no irnos por la autopista sino que por la ruta Costera y aprovechamos de pasar a Constitución, por lo que el viaje se hizo más largo. Hacía calor, pero corría mucho viento. Paramos en una playa para descansar un rato, pero nos dimos cuenta que no podíamos estar mucho rato ahí. Por el viento, no se podía poner el quitasol, y sin quitasol, daba mucho calor. Afortunadamente justo en frente de la playa, había un lugar de FoodTrucks donde, sin tener mucha hambre, encontramos unas empanadas maravillosas.

constitucion

Y llegamos al Camping!

Seguimos el recorrido por una ruta bien interrumpida. Muchos trabajos tenían la ruta cortada por lo que había que turnarse el paso de los autos. Esto hizo que el camino se hiciera más largo y que las ganas por llegar aumentaran. Alrededor de las 19:30hrs, justo cuando comenzaba el sunset, llegamos al «famoso» Camping: Mar de Sirena.

El día anterior a que partiéramos el viaje, no teníamos claridad absoluta de donde iríamos. Solo sabíamos que teníamos 5 días, que íbamos con Abril (mi perrita) y que queríamos acampar. Evandro se dedicó a buscar Camping que aceptaran perritos. Habían varios, pero uno que nos llamó la atención a los 2 por ser barato y porque estaba en la misma playa fue uno en Curanipe. 

¿Curanipe?, «dije yo». «¿Dónde es eso?». No recordaba haber ido. Y si es que fui, fue solo de pasada, así que no sabía mucho. Ahí fue que vimos que quedaba a más de 5 horas, pero se veía bonito y tranquilo. Y no nos equivocamos.

camping mar de sirena

Llegamos al Camping y habían apenas 3 lugares ocupados. Uno con una pareja que nos comentó que ellos iban a veranear a ese lugar desde hace muchos años y donde tenían prácticamente armada su casa en el lugar: tenían hasta un mini refri!. Otro con una familia grande que se fue el mismo día que nosotros (no sé cuánto tiempo habrán llevado ahí) y el tercero con una pareja que se fue al día siguiente. 

Todos los lugares tenían ampolleta y un lugar para enchufar algo (ideal hubiese sido llevar un alargador, pero tampoco fue tan terrible). Armamos la carpa, vimos un poco del atardecer, cocinamos y a dormir. Estábamos cansados, pero felices de haber llegado y parar un rato. Nos quedaríamos 2 noches aprovechando esta parte de la Costa del Maule.

camping curanipe atardecer

 

Miércoles – DÍA 3: Curanipe y alrededores

El tercer día fue el día de pasear y perderse. Despertamos tranquilamente y decidimos pasear por los alrededores. En el mapa habíamos encontrado ciertos lugares que nos llamaron la atención. El día amaneció un poco nublado, pero caluroso. Hicimos almuerzo en el Camping y luego nos fuimos de paseo. 

carpa camping sirena de mar curanipe

Arcos de Calán

El primer destino serían los Arcos de Calán. No teníamos idea cómo serían, pero se veía un lugar turístico. Era alrededor de una media hora ir para allá. Lamentablemente mientras más nos acercábamos, más nublado estaba. El lugar era bonito, pero sin duda sin nubes se hubiese visto mucho mejor.

arcos de calan

Reserva Nacional Los Queules

Después de esto decidimos mirar el mapa y ver que había alrededor. Aquí fue cuando nos llamó la atención la «Reserva Nacional Los Queules». Google Maps nos decía que estábamos como a 25 minutos desde la carretera, EASY dijimos, pero lamentablemente NO SIEMPRE hay que seguir A GOOGLE MAPS. La famosa App, nos falló

Cuando nos dijo «ud ha llegado a su destino» (con las palabras de Google) estábamos en medio de un camino sin nada a nuestro alrededor. Usamos la técnica del preguntar a la primera persona que se pasaba, y cada quién nos mandaba a un distinto lado. 

perdidos en el maule

En definitiva, estuvimos 1 hora dando un círculo en un camino no muy amigable para un auto bajo. Hartas subidas, hoyos y piedras. Aquí fue cuando ya rendidos decididos a volver, saqué el drone, y aunque no estuviésemos en la Reserva, aproveché de sacar alguna fotito del momento. Y la verdad, se veía re bonito. No por nada la foto se convirtió en la portada de este Post =).

Estero Coliguay, Pelluhue

Comenzamos a volver y cruzando un puente vimos bastantes autos y un pequeño kiosko por lo que decidimos hacer una última parada. Bajo este puente cruzaba el Estero Coliguay. Nos bajamos a sacar unas fotitos y regresamos al Camping.

maule

Curanipe en Verano

Luego de voler del Paseo medio fallido, esa noche decidimos pasarla en el Pueblo de Curanipe. Como era Verano, habían hartas entretenciones en el Pueblo mismo (estas típicas ferias con juegos familiares, y comidas típicas). Jugamos Bingo, tiro al blanco y otro juego típico que no tengo idea cómo se llama jaja,  y también comimos unas empanadas y jugos naturales (ah y un churro exquisitooo). Habremos estado ahí un par de horas y luego volvimos al Camping a dormir. Había bastante viento esa noche. Incluso tenía cara de lluvia, pero menos mal no llegamos a eso =)

De Curanipe a Santiago y un poco más allá.

Jueves – DÍA 4:  Curanipe – Iloca

De vuelta por Constitución 

Día Jueves y era momento de comenzar a acercarse a Santiago. Decidimos ir manejando por toda la Costa, volver a pasar a Constitución por las ricas empanadas e ir camino a Pichilemu. Esta vez disfruté incluso más la empanada y el jugo natural y hasta les dimos consejos de Instagram a una de las dueñas.

constitucion

Luego de eso yo quise parar a sacar unas fotos con el Drone justo frente a una Islita que había visto mientras bajábamos por el camino a Constitución, esto sin saber, que esa fue la famosa isla donde murió mucha gente para el Terremoto del 2010. Resulta que justo esa noche hubo una fiesta en la Isla, y luego de que el Terremoto pasara, el aviso del Tsunami no llegó hasta allá. Lamentablemente muchos murieron, y los pocos que salvaron, fue gracias a que subieron a los árboles.

Hoy en día, justo frente a esta Isla, se creó el Parque Fluvial de Mitigación de Constitución, construido justamente para recuperar parte de todo lo devastado por el Tsunami, y también para que sirva como barrera de mitigación contra algún posterior «desastre natural como el del 2010» en este lugar. El parque quedó increíble y estaba buenísimo para dronear !

Iloca

Nuestra idea era quedarnos entre Iloca y Pichilemu. Ahí fue cuando recordé que una muy buena amiga (mi vecina de toda la vida), que tiene casa en Iloca, iba a estar justo ahí esa semana. Le escribí con la idea de que nos juntáramos en la noche, y afortunadamente, terminamos quedándonos en su casa frente al Mar. La suertecitaaa! 

Lo mejor es que Abril tendría amigos perrunos con quiénes jugar, pues es gracias a esta amiga, que tengo a Abril. Ella adoptó primero a Santino (que en un principio se llamaría Julio), y yo luego terminé adoptando a su hermanita: mi April.

iloca

Ese día el atardecer estuvo cuaticoEstuvimos en la Playa mucho rato sacando fotos y corriendo con los Perros que estaban felices. Fue bacán. La Costa del Maule no nos dejaba de sorprender!

nosotros costa maule

Viernes – DÍA 5: De Iloca a Pichilemu y vuelta a Santiago

Reserva Nacional Laguna Torca

Último día y había que volver a Santiago pues yo tenía un matrimonio al día siguiente. Pero la idea era aprovechar el retorno para seguir paseando por la Costa y esta vez nuestro desafío era encontrar la Reserva Nacional Laguna Torca

Ya habíamos fallado con Los Queules y esperábamos que esta vez no fuera así. Nos metimos por un camino lleno de Pinos muy bonito donde nuevamente aproveché de dronear un poco, siempre había querido hacerlo en un lugar así.

entre los pinos

Seguimos nuestro camino y por fin encontramos un cartel que nos indicara la Reserva: esta vez no nos habíamos perdido! Aquí hubo 2 paradas. Una donde solo caminamos hasta la mitad de un puente roñoso pues no se aceptaban mascotas del otro lado, y luego una un poco más adelante donde se podía ver la Laguna Torca en su esplendor. Aquí algunas fotos con el Drone.

laguna torca

Boyecura

Ya era hora de almuerzo y decidimos parar en el primer lugar que estuviese en el camino para buscar algo para comer. El lugar escogido fue Boyecura, un tranquilo balnearo ubicado en la comuna de Vichuquén con una Caleta y varios locales con gastronomía marina. No soy muy de comida de mar, pero me comí una reineta a la mantequilla exquisita. Ya no estábamos en la Región del Maule, pero está muy cerca de todo este Paseo Costero.

En el lugar había harto viento y gaviotas así que no quise arriesgarme con el drone, pero se veía mas o menos así:

boyecura

Salineras de Cahuil

Siguiendo por la Sexta Región, y muy cerca de Boyecura, nos encontramos con las Salineras de Cahuil, un lugar que recordaba haber pasado de chica, pero que en el momento en que vimos la ruta había olvidado completamente. Es muy bonito ver todas las salineras del sector. Acá hay varios puestitos que venden esta sal gruesa desde 1kilo por $500 aprox.

Pichilemu

Yo ya estaba muerta y necesitaba descansar un poco antes de regresar a Santiago. Estábamos muy cerca de Pichilemu asi que decidimos parar en una playa cercana a Punta de Lobos y luego seguir. Hicimos esto, pero no nos duro mucho. Había mucho sol y mucho viento y tratamos de poner el quitasol, pero era complejo. Solo conseguimos llenarnos de arena. Para otra vez será la visita a Pichilemu mas larga =p

Fin del viaje

Ya quedaban 3 horas desde Pichilemu a Santiago y afortunadamente Evandro apañó a manejar todo ese trayecto. Yo estaba realmente raja. Eso es lo único negativo de hacer un viaje tan corto: no descansas mucho y quedas con gusto a poco. Pero bueno, a seguir planeando! Da pena cuando se acaban los viajes, pero siempre después de un termino, vienen nuevos planes y eso permite buscar energías para lograr los cometidos.

Espero cumplir una de mis metas de conocer todas las Regiones y Rincones de mi País bien. Si bien de chica recorrí harto, ahora disfruto muchísimo más descubriendo lugares y sacando fotos para poder compartir todas mis experiencias y motivar a todo el mundo a salir más y conocer! =)

GOOD VIBES!

 

¿Haz paseado por la Costa del Maule? ¿Tienes más datos
Cuéntame tus experiencias ! Te leo!

seguros de viaje

Los invito a seguirme en mis redes sociales

OTRAS ENTRADAS QUE TE PODRÍAN INTERESAR

Si te gustó el post, compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

shares